Plantación

El propósito principal de Segadores es la existencia de iglesias autóctonas en las etnias indígenas de nuestro Perú que tengan un liderazgo propio, que sean capaces de evangelizar en su propia cultura utilizando los idiomas vernaculares correspondientes.

P1040523

Para lograr esta meta, Segadores busca aplicar los siguientes principios de trabajo, que se consideran como política ministerial:

  • Se mandan equipos de plantación de iglesias conformado por un mínimo de dos personas o familias misioneras. Estos misioneros son enviados y apoyados economicamente por sus respectivas iglesias enviadoras, y están canalizados a través de Segadores.
  • Los misioneros deben procurar una vivencia a largo plazo dentro de la comunidad indígena, lo cual tiene un doble propósito:
    a) Preparar a los misioneros: Aprender el idioma local, entender la cosmovisión de la gente, elaborar el material de enseñanza en su idioma y adaptado a la cultura local, ganarse el aprecio y la confianza de la gente.
    b) Preparar a la gente indígena: Alfabetización, exponer testimonio de vida (mostrado por los misioneros) que les provoque cambiar, desarrollar una relación de confianza con los misioneros, exponer la enseñanza de la Biblia a largo plazo en situaciones prácticas de la vida.
  • La enseñanza bíblica se procura dar en forma de historias cronológicas adecuadas al contexto cultural local, que siguen el patrón de la revelación progresiva del plan de la Salvación. El propósito es reemplazar las creencias anti-bíblicas con una cosmovisión cristiana, que forme un contexto racional y natural para la exposición del Evangelio. Se procura dar el mensaje del Evangelio de la Salvación únicamente a través  del sacrificio del Señor Jesucristo en la cruz. Esto se hace solo cuando las personas demuestran una comprensión clara acerca del carácter Santo y Justo de Dios, cuando entienden la situación perdida del hombre pecador, y cuando comprenden que la salvación solamente es por gracia.
  • Se busca formar discípulos que, una vez que confían en el Señor Jesús como fuente exclusiva de Salvación, ellos organicen en una iglesia local indígena, no afiliada a ninguna denominación o misión exterior, sino que tenga un carácter étnico.
  • El trabajo de plantación a largo plazo tiene un carácter integral, los misioneros procuran dar respuestas adecuadas a problemas comunitarios en áreas de salud, educación, asistencia social, desarrollo económico, etc. Se busca siempre evitar el paternalismo que trae dependencia, se procura dar soluciones que desarrollen la capacidad de la comunidad local de autosuperarse y salir adelante por medios propios.
  • La obra misionera de plantación se considera terminada y los misioneros se deben retirar cuando en la iglesia local hay liderazgo autóctono que puede dar una enseñanza sana, saben defender la doctrina, y además, empiezan a evangelizar a su propia etnia.